Desde 1969 la provincia de Alicante ha acogido unidades de operaciones especiales, primero la COE 31, ubicada en el alicantino Cuartel de Benalúa, sede del Regimiento San Fernando nº 11. Posteriormente en julio de 1984 se crea el GOE Valencia nº III, que reúne en Alcoy (Alicante) a las COEs 31 y 32, esta última sita en Valencia hasta ese momento, a las que suma una 3ª Cia de plana mayor. En 1986 se decide el definitivo traslado de esta unidad al Campamento de Rabasa en Alicante, en donde permanece.

En el año 1999 por orden del Ministerio de Defensa se decidió que «la Jefatura del Mando de Operaciones Especiales y sus órganos de mando, apoyo, administración y experimentación se trasladaran de la plaza de Jaca (Huesca) a la plaza de Rabasa (Alicante)». Esta disposición aumento aún más la estrecha relación que hoy une a los boinas verdes del MOE con Alicante, y hace de esta tierra la única provincia española que ha acogido unidades de operaciones especiales desde su creación y a lo largo de toda su evolución.

El MOE que llega a Rabasa, es todavía un MOE de guerrilleros a la vieja usanza, expertos en guerrilla y contraguerrilla, pero alejados del concepto de Operaciones Especiales de nuestros aliados. Pronto esto va a cambiar, ya que impulsados por la participación en ejercicios internacionales y con aliados, así como por los despliegues en misiones internacionales, las unidades del MOE empiezan a variar su entrenamiento, procedimientos y capacidades para empezar a ser fuerzas de operaciones especiales homologables a las de su entorno.

"Hoy nuestras unidades de operaciones especiales son punta de lanza de las Fuerzas Armadas españolas allende nuestra Patria "

Hoy el MOE se adapta al contexto geoestratégico, y a lo difuso en las formas y los modos de los elementos que consideramos «la amenaza», a la par que en la sociedad se asume el cambio del concepto de Defensa, al concepto extendido de Seguridad y Defensa. Hoy nuestra Seguridad y Defensa se extiende más allá de nuestras fronteras, simplemente porque hoy día la amenaza puede venir desde cualquier lugar de nuestro mundo, empleando medios no específicamente militares, en un efecto perverso de la llamada globalización. Es por ello que hoy día los expertos emplean conceptos como el de «Frontera Avanzada», para explicarnos que la seguridad de nuestro territorio y de nuestros ciudadanos no solo se fragua en los legales y claros límites de lo que consideramos nuestras fronteras, sino más allá de ellas, allende nuestro Mediterráneo y, en ocasiones, a miles de kilómetros de nuestra España.

Hoy las guerras actuales, mejor hablar del conflicto, se desarrollan en lo que se denomina «la zona gris», llamado así por la dificultad de definir con exactitud cómo guerra el conflicto derivado de las amenazas actuales, bien sea por la no existencia de actores «legales» según los cánones establecidos hasta bien entrado el siglo XX, bien sea por los métodos empleados en este enfrentamiento. Es allí donde las unidades especiales tienen su razón de ser, y es por ello que hoy nuestras unidades de operaciones especiales son punta de lanza de las FAS españolas allende nuestra Patria, poniendo de manifiesto la creciente importancia que las fuerzas de operaciones especiales desempeñan en los conflictos que, muchas veces a miles de kilómetros de nuestras fronteras, sacuden actualmente a nuestra sociedad.

En este demandante entorno es donde sus guerrilleros cumplen con su misión de extender nuestra seguridad, así hoy tenemos soldados de OEs del MOE desplegados en Irak Afganistán, Líbano y Mali luchando contra el terrorismo islamista que tan duramente ha golpeado a los españoles. Ello nos hace estar en continua adaptación y mejora de los procedimientos y medios.

Hoy sus guerrilleros, hombres y mujeres del MOE, con una labor continua de preparación, investigación y formación han llevado a nuestro país a ser uno de los líderes dentro de la OTAN en OEs, lo cual es lo mismo que decir en todo el mundo. Capaces de actuar en todos los escenarios y terrenos, de liderar, dirigir y coordinar al máximo nivel fuerzas y misiones tanto en solitario, como con fuerzas de diferentes países aliados.

Aunque gran parte de todo esto ustedes ya lo saben, pues desde sus páginas, el periódico INFORMACIÓN, la voz de Alicante y su provincia, ha estado acompañándonos y ayudándonos a compartir, con las cautelas propias de nuestras actividades por motivos de seguridad, nuestro día a día, animándonos y reconociendo nuestra labor con la entrega de uno de los Premios Importantes 2017. Sería injusto por nuestra parte no agradecer en este aniversario su colaboración con nosotros y no queremos concluir estas líneas sin desear que podamos felicitarle muchos más aniversarios en el común y prometedor futuro que nos espera.