Como lector asiduo de prensa, el primer café del día va indisolublemente unido al repaso de los titulares más destacados de la jornada. En formato papel o a través de plataformas multimedia, los ciudadanos disponemos de nuestra cabecera de confianza, aquella que nos ofrece una información rigurosa y seria y que nos avanza las noticias cercanas a nuestro entorno. También otras de índole nacional e internacional. Es casi un acto reflejo que hemos adaptado a nuestra rutina diaria, pero a veces obviamos el entramado de personas y medios que hay detrás de este servicio en el que la profesionalidad y la proximidad con los usuarios debe ser primordial para establecer una conexión fidedigna y prolongada en el tiempo.

Muchos años han pasado ya desde que los alicantinos tuvimos la oportunidad de leer en nuestra provincia un periódico que reflejara la actualidad latente en prácticamente todos nuestros municipios de manera exhaustiva, veraz, local e inmediata. Este rotativo, el diario INFORMACIÓN, se integró hace varias décadas en Prensa Ibérica, grupo editorial que ahora cumple 40 años con una andadura que ha llevado a cabo paralelamente a la aprobación de nuestra Constitución Española. Este devenir democrático ha marcado, indiscutiblemente, la manera de contar la realidad y de acercarla al lector por parte de los periodistas y reporteros gráficos.

En este periodo, nuestro país ha experimentado numerosos e importantes cambios en el ámbito estructural, social, político y económico, un proceso que también ha calado en la provincia de Alicante, testigo de logros tan transcendentales para el territorio como el auge turístico de la Costa Blanca, la externalización y exportación de nuestros productos más reconocidos, la conexión de nuestros viales y carreteras, la llegada del AVE o de la EUIPO, el exponencial incremento de nuestro tejido industrial, así como de otras manufacturas que nos han posicionado en los mercados de todo el mundo y, fundamentalmente, la expansión, vertebración y crecimiento de nuestros municipios.

"Debemos tomar las riendas de nuestro devenir como provincia. No podemos dejar que nadie, a cientos de kilómetros, decida nuestro futuro"

En este transcurso nos hemos fortalecido como provincia y hemos sido capaces de potenciar nuestras excelencias. Pero aún nos queda camino por recorrer. Debemos seguir exigiendo a la administración autonómica y a la central más inversiones, más infraestructuras, más agua y más proximidad con las demandas de los alicantinos. Y debemos tomar las riendas de nuestro devenir como provincia. No podemos dejar que nadie, a cientos de kilómetros, decida nuestro futuro o nuestras líneas de acción. Es un cometido que nos corresponde a los alicantinos.

En esta estrategia, la información ha sido clave para estructurar una red de intereses comunes al territorio, una red en la que instituciones, empresarios, responsables públicos, sociedad y medios de comunicación nos retroalimentamos con un denominador común, la corresponsabilidad democrática y civil, la custodia de nuestras raíces e historia y la defensa de nuestros intereses.
Es respetable y de merecido agradecimiento la contribución del grupo Prensa Ibérica, uno de los mayores entramados de comunicación de nuestro país, a esta causa. Cuarenta años en los que sus 17 periódicos diseminados por toda España han sido testigos activos de esta evolución y transformación.

El periodismo también se ha adaptado a gran velocidad. El modo de rescatar historias, de relatar la actualidad y de atraer a los lectores ha avanzado según lo ha hecho la sociedad. Y con la revolución tecnológica, la irrupción de los medios digitales y las redes sociales ese cambio aún ha sido más notorio.

Ahora vivimos tiempos en los que prima la inmediatez de las noticias, porque estas caducan en cuestión de horas, pero al mismo tiempo exigimos veracidad, rigor y pluralidad. Estos ítems solo se consiguen con un continuado ejercicio de profesionalidad, de permanente contacto con las fuentes y de contrastar y verificar datos e información.

Por todo ello, finalizo con mi más sincera enhorabuena al grupo Editorial Prensa Ibérica por su trayectoria. Necesitamos del periodismo, como agente activo de nuestra sociedad, para seguir avanzando y relatando la actualidad de manera libre, plural y justa.