"Los temas que más les han interesado de los últimos años son el Caso Alsasua, el terrorismo y el referéndum de Cataluña"

Raimundo Varela es la voz de la experiencia. No ha nacido rodeado de tecnología ni forma parte de ella cotidianamente. No obstante, ha sabido adaptarse a los cambios y no le resulta extraña la revolución digital que a sus 72 años está viviendo. Ahora está jubilado pero ha trabajado 40 años como guardia civil y siempre ha tenido un fiel compromiso a su vida profesional. Le gusta estar informado y disfruta con el periódico en su formato clásico, ese que se compra en los kioscos y que se lee ante un café. Añora las comidas familiares sin un Smartphone delante porque es capaz de recordar el mundo antes de internet, en esos tiempos en los que la mejor manera de comunicarse era el cara a cara. Raimundo tiene un hijo y un nieto, ambos con su mismo nombre, con los comparte muchos valores y su forma de ver la vida. Los tres dedican su tiempo libre a la música, tienen los ojos muy abiertos ante el mundo que les rodea y se aferran a esta época como un tiempo de oportunidades y de abrir nuevos horizontes. Leen cada día el diario INFORMACIÓN y defienden a los medios de comunicación como un fiel reflejo de la sociedad.

Raimundo reconoce que una de las noticias que más le ha impactado fue el Caso Alsasua -la agresión a guardias civiles y a sus parejas- que abrió un amplio debate jurídico-político sobre su tratamiento y la consideración de las penas. Además de los temas nacionales, no se pierde detalle de lo que ocurre en la provincia «porque es completamente necesario ver qué tipo de novedades y circunstancias ocurren en nuestras localidades vecinas» y asegura que una buena manera de avanzar sería buscar fórmulas para acercar las noticias a la población más joven.

 

 

Su hijo, de 46 años, es economista y profesor de Derecho Financiero y Tributario en la Universidad Miguel Hernández en las titulaciones de Periodismo, Derecho y Relaciones Laborales. Desarrolla un puesto de liderazgo y el trabajo ocupa un papel fundamental en su vida. Ha aprendido a emplear la tecnología en su día a día y ahora lee el periódico tanto en papel, como a través de la página web o redes sociales. Como persona culturalmente sensible, son muchos los casos que le han marcado, aunque sin lugar a dudas se quedaría con la caída de las Torres Gemelas: «Creo que este hecho marcó un antes y un después en el periodismo, tanto escrito como en tele, radio y medios digitales». Habitualmente se acerca a la realidad de su trabajo gracias a las noticias económicas y tributarias, aunque cuando la lectura es para ocupar tiempo de ocio se decanta por el espacio deportivo. Considera fundamental conocer el día a día que le rodea porque «sería difícil poder desarrollar mi trabajo de otra manera». En su opinión, esta profesión debe apostar fuertemente por las plataformas digitales «porque cada vez tendemos más a utilizar redes sociales donde vemos las noticias que nos ofrecen las personas que nos rodean y, en general, todo lo que nos interesa. Y todo con un clic».

Tanto el padre como el hijo se declaran «auténticos enamorados del papel porque nos produce cierta nostalgia», aunque coinciden en admitir que «hay que mirar por el medio ambiente y creemos que hay que apostar por el futuro digital».

 

 

Raimundo Varela –nieto- tiene 17 años y es estudiante de 2º de Bachillerato y 6º de Grado Profesional de Música. Es un adolescente activo en redes sociales que conoce internet de arriba a abajo. En su vocabulario cotidiano se emplean conceptos como «app, wii, instagram o wifi» porque ha nacido con la tecnología y sabe manejarla a la perfección. Es un joven interesado por su entorno y que está al día de la actualidad a través de aplicaciones de móvil que le llevan a las webs de los periódicos. Prefiere lo visual al texto, los mensajes cortos y la comunicación conceptual, clara y concisa. La inmediatez y la credibilidad son valores fundamentales que, en su opinión, debe seguir cualquier medio profesional. Uno de los temas que más interés le ha suscitado últimamente ha sido el Referéndum de Cataluña. En INFORMACIÓN suele leer las secciones de Política y Deportes: «Me gusta estar al día, soy una persona muy curiosa y me gusta saber lo que pasa cerca de mí», admite.

Es innegable que la época en la que uno nace condiciona su forma de ser. La comunicación no significa lo mismo para quien nació en tiempos de guerra o para el que se crió en una sociedad libre. Sin embargo y pese a las diferencias de perspectiva, estas tres generaciones coinciden en su interés por el entorno que les rodea y reconocen que si el mundo cambia, el periodismo también debe hacerlo.