Antonia María Requena centra su trabajo en controlar la calidad del agua que llega a todos los hogares.

Los trabajadores siguen realizando operaciones a pie de calle para gestionar el correcto funcionamiento de las instalaciones de agua potable

Antonia María Requena centra su trabajo en controlar la calidad del agua que llega a todos los hogares.

Pese a la situación actual, la plantilla de Hidraqua y de sus empresas participadas necesita seguir realizando operaciones a pie de calle para de esta forma poder garantizar que en los hogares llegue el agua con total normalidad.

Una de estas personas que ha seguido desempeñando su trabajo a pesar de las condiciones de confinamiento que se están viviendo es Antonia María Requena, quien explica qué actuaciones se están llevando a cabo estos días, así como las necesarias medidas de seguridad que se están aplicando.

«En las últimas semanas nuestro trabajo se ha centrado al máximo en garantizar el acceso al agua a todas las personas de la provincia de Alicante y la Comunidad Valenciana. Para ello, efectivamente, necesitamos estar diariamente en la calle para gestionar el correcto funcionamiento de las instalaciones de agua potable, alcantarillado y depuración, resolver cualquier incidencia en la red o, como es mi caso, para controlar la calidad del agua que llega a todos los hogares».

Medidas de seguridad

«Pese a que disponemos de una gran conciencia en Seguridad y Salud Laboral, en estos momentos es más importante que nunca. Para ello, hemos extremado las medidas de precaución y contamos con los equipos de seguridad necesarios. Por ejemplo, se han creado equipos independientes de trabajo, se han optimizando y extremando las medidas de higiene personal, y se ha anulado cualquier tipo de visita a las instalaciones. Incluso en algunas instalaciones hemos puesto en marcha protocolos de presencia permanente, estableciendo turnos, para evitar riesgos y conseguir así que estén menos expuestos al virus».

Antonia también hace especial hincapié en destacar que las gestiones e incidencias que habitualmente resuelven han variado de acuerdo a los cambios sociales que se están produciendo, y asegura que «principalmente el problema que estamos detectando con mayor frecuencia ahora mismo es el uso de toallitas y elementos no biodegradables en las redes de alcantarillado y en las instalaciones de depuración. Estos elementos obstruyen las redes y nos obligan a desplazarnos hasta el punto en el que se encuentra la avería. Se trata de incidencias que se producen diariamente y que se podrían resolver con un gesto tan sencillo como tirar las toallitas, bastoncillos, etc. a la basura y no al inodoro».

El trabajo diario

«La ciudadanía debe ser consciente que detrás de un gesto tan aparentemente sencillo como es abrir un grifo, hay un trabajo sumamente complejo en el que intervienen muchos profesionales, innovación y tecnología que lo hacen posible. Todos los compañeros y compañeras de Hidraqua y sus empresas participadas del grupo Suez, entendemos que nuestro trabajo es esencial siempre, pero que en momentos como estos es cuando debemos dar lo mejor de nosotros mismos. Para que nadie se quede atrás».

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *