Lidia agradece que tienen disponibilidad completa de EPIS para todos los compañeros.
Lidia agradece que tienen disponibilidad completa de EPIS para todos los compañeros.

«Nuestro día a día es complicado, el trabajo que conocíamos ha cambiado drásticamente, ahora somos el doble de personal para poder asumir toda la carga asistencial, hemos tenido que crear varios equipos solo para tratar pacientes infectados por el virus, la otra mitad de la plantilla sigue atendiendo a nuestros pacientes más vulnerables tal y como se hacía antes.

«La carga emocional es bastante intensa. Esta situación se contagia entre todo el personal del servicio y notamos altibajos constantes»

Nuestro gran equipo de enfermería ha elaborado un protocolo muy exhaustivo para poder hacer un seguimiento lo más especifico posible para los pacientes COVID positivos o con sospecha de tenerlo. A día de hoy nos siguen surgiendo dudas, miedos e incertidumbres sobre el comportamiento del virus y como actúa en cada paciente, por lo que emergen protocolos nuevos a diario y debemos estar atentos y estudiando cada caso de manera individual.

En nuestro servicio no hemos tenido afortunadamente ningún sanitario contagiado y hemos podido tener disponibilidad completa de EPIS para todos.

La carga emocional es bastante intensa. Hay días que no quiero levantarme e ir a trabajar, y hay días que he llorado después de acabar la jornada. Esta situación se repite y se contagia entre todo el personal del servicio y notamos altibajos constantes entre todos, pero lo bueno es que los identificamos y entre nosotros somos capaces de animarnos, aunque el hecho de no poder abrazarnos o tocarnos lo hace todo aún más difícil».

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *