María Jesús Muñoz Mas, en las instalaciones del Mercadona de Vía Parque, ha resaltado que desde el principio han tenido todas las medidas de seguridad.

María Jesús Muñoz, gerente de horno en Mercadona de Vía Parque, destaca que los clientes se han acostumbrado bien a las medidas de seguridad y protección

María Jesús Muñoz, gerente de horno en Mercadona de Vía Parque (Alicante)

María Jesús Muñoz Mas, en las instalaciones del Mercadona de Vía Parque, ha resaltado que desde el principio han tenido todas las medidas de seguridad.

«En un principio, a los trabajadores se nos vino todo un poco encima sobre todo durante las dos primeras semanas que fueron de nerviosismo. Muchos clientes vinieron a comprar compulsivamente  y con miedo con la falsa creencia de que los supermercados íbamos a quedar desabastecidos. Esto no iba a suceder.

Nuestro presidente nos transmitió desde el principio que estuviéramos tranquilos y que transmitiéramos a nuestros clientes que no iba a haber desabastecimiento, que se podía comprar. Y así ha sido.

Tan sólo hubo ciertos problemas puntuales al principio debido a la avalancha de gente que acudió en masa a comprar productos como papel higiénico. Ahora pasa con la levadura o la harina durante algún día, ya que son compras en las que la gente se ha volcado y es lógico que haya alguna falta puntual. En todo lo demás ha ido muy bien.

En cuanto al funcionamiento y en nuestro día a día en Mercadona, nuestra empresa nos ha ofrecido siempre mucha seguridad. Desde el principio empezaron a implantar muchas medidas de protección que poquito a poco se han ido ampliando.

Esto nos da bastante seguridad y confianza a la hora de trabajar. Hemos tenido el material de seguridad desde el principio: mascarillas, guantes, que ya los utilizábamos en algunas secciones pero ahora mucho más, las mamparas en las cajas para que cuando pasa un cliente por detrás o por delante haya una seguridad, las gafas protectoras,… Se han ido implantando todas estas medidas y ahora mismo nos consideramos de las personas que mejor protegidas están.

Sobre el comportamiento y el cumplimiento de los clientes hay que decir que hay de todo. Por norma general, la gente ha ido mentalizándose. La verdad es que te agradecen el que estés aquí trabajando y atenderlos como les atendemos siempre.

Poquito a poco se han ido acostumbrando a las medidas de seguridad que estamos implantando y que les informamos tanto de forma personal como por megafonía para que guarden, por supuesto, la distancia de seguridad. Ellos tienen que entender que ahora las tiendas no pueden estar igual de llenas que antes porque existe un aforo limitado.

Cuando llegan a la caja a pagar los clientes también han tenido que adoptar nuevos hábitos.

Para conseguirlo nos ayuda un vigilante de seguridad, que en todas las tiendas hay uno, para informar a los clientes que cuando el aforo llega a su límite, según el tamaño de la tienda, hay que esperar para poder mantener las medidas de distancia. Cuando llegan a la caja a pagar también han tenido que adoptar nuevos hábitos. Estábamos acostumbrados a estar unos detrás de otros y a dejar las cosas encima de la cinta cuando otro cliente está pagando.

Ahora todo eso no se puede hacer, al principio tuvieron que acostumbrarse un poquito y hubo que recordárselo. Sin embargo, ahora son los propios clientes los que guardan las distancias, los que se ponen los guantes y el gel para protegerse. En Mercadona tenemos gel y guantes para que nuestros clientes puedan desinfectarse tanto antes como después y lo están haciendo muy bien. Como profesionales ahora mismo yo sí que pienso que se nos valora y se nos agradece mucho nuestro trabajo. Y espero que esto siga siendo así. Muchas veces nos ponen a la misma altura que los sanitarios incluso, pero para nada. Lo hacen porque ven que estamos en establecimientos con flujo de gente. Nuestros clientes valoran que actuemos con ellos igual que hemos hecho siempre».

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *