Los enemigos

Erase una vez una niña que reciclaba siempre , y un señor nunca. Ellos eran enemigos.

¡Ahhhhhh!

Gritó tanto que los vecinos saltaron de la cama y se asustaron.

Fueron a su casa y miraron. ¡Ay! menos mal, pensábamos que se había quemado la casa.

-¿Qué te pasa? preguntaron.

– Que me he equivocado de contenedor. ¡Ay! ¡Que susto!

Bueno nos vamos a casa. ¡Vale!

Ahora os cuento la historia de verdad.

Yo era la niña que reciclaba, y él el señor que no. Me fui a dar la vuelta al pantano y vi un montón de basura. Me di cuenta de quien era. Era un señor que lo veía todos los días por el pueblo.

Se llamaba Morris, siempre iba de negro, parecía que se había manchado. ¡Uf! menos mal que no. Le eché la bronca y ya sabéis nos hicimos enemigos. Él se fue corriendo a casa sin decir nada. Se asustó, y yo me eché a reír.

Mi padre y yo  recogimos la basura y la tiramos a los contenedores del pueblo.Cuando acabamos mi padre me dijo:

– ¡Muy bien! ¡Te invito a un helado!

Y yo le dije al heladero ¡recicla el papel del helado, eh!!!!

Autor:  Zoë  Santolaria

Curso: 2º primaria

Colegio: CEIP La Purísima – Beniardá

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *